fbpx
0

Al certificarnos con el Sello internacional “The Code” buscamos convertirnos en guardianes activos de la inocencia de nuestras Niñas, niños y adolescentes.

Este pasado 31 de octubre la gobernación de Antioquia, la UNICEF y la fundación Renacer, nos honraron con junto 15 empresas más de la ciudad al permitirnos hacer parte de esta gran cruzada mundial por proteger a nuestra niñez y adolescencia del flagelo de la explotación sexual en el ámbito del ejercicio turístico.

El panorama y el estado de vulnerabilidad de nuestros niños, niñas y adolescentes en Colombia es alarmante. Sólo entre 2017 y 2018 se han presentado 3.000 casos de abuso sexual en la ciudad contra unos pequeños que no tienen ni la capacidad psicológica ni la física para soportar semejante carga y trauma que deja heridas muy difíciles de sanar para el futuro y hay que anotar que generalmente sólo se denuncia uno 10% de los casos, por lo que, si pudiéramos conocer los casos reales, el escenario sería mucho más alarmante y triste.

Y si bien nos alegra la cantidad de turistas que vienen a nuestra ciudad, también es cierto que debemos estar alerta en la operación turística ya que nuestro país está en la lista de los destinos emergentes más apetecidos por pedófilos para buscar “consumir” sexualmente niñas, niños y adolescentes.
Es por eso que la implementación de iniciativas como “The Code” son tan importantes en el cuidado y protección de nuestros infantes ante un riesgo más que inminente.

 

¿Pero qué es “The Code”?

Es una iniciativa que nació hace ya 21 años en Suecia por medio de unos operadores turísticos escandinavos preocupados por como el turismo era utilizado por delincuentes como oportunidad para buscar niños, niñas y adolescentes en estado de vulnerabilidad emocional y económica para ser explotados y usados sexualmente.
Su compromiso y dedicación fue tal que consiguieron se reconocidos por la organización mundial del turismo como un código de conducta modelo e ideal para implementar en el la industria turística y así crear un cerco protector para el principal valor de cualquier nación: su infancia

 

¿Cómo lo implementamos en viajes De Pueblo en Pueblo?

Somos conscientes que al certificarnos no estamos adquiriendo un sello para simplemente mostrar. En realidad, nos estamos sumando a un gran “ejercito” a nivel mundial que se ha comprometido a luchar por la protección y defensa de nuestra infancia y adolescencia contra la lepra de la explotación sexual.

Lo primero que hacemos es que cada miembro del equipo De Pueblo en Pueblo: asesores, directivos, guías y socios prestadores, firmarnos un convenio en donde nos comprometemos a luchar contra el fenómeno de la ESCNNA (explotación sexual con niñas, niños y adolescentes) en nuestro que hacer turístico.
Cuando con nosotros viajan menores prestamos particular atención buscando líneas de primer grado de parentesco y tomando todas las medidas necesarias para prevenir cualquier tipo de presunta ocasión en donde se pueda ver vulnerado un menor.

Realizando las respectivas denuncias e informando en nuestro ABC al iniciar nuestros recorridos turísticos tratando de sensibilizar a nuestros usuarios y pidiéndoles su colaboración para no fomentar el apoyo económico a niños “Trabajadores” ya que estos pueden estar siendo explotados laboralmente y de esto a la explotación sexual hay un pequeño paso.

 

El compromiso es de todos.

La alta desigualdad social, las largas horas laborales de los padres y la ausencia paterna en la crianza de los niños, dejan vacíos afectivos emocionales que son el caldo de cultivo perfecto para que personas enfermas e inescrupulosas se aprovechen y terminen lucrándose de la inocencia de nuestros pequeños.
Por eso en la medida de que tú, yo y todos nos sumemos a este “ejército” en defensa por los niños, haremos de Medellín, de Antioquia y de nuestro país un entorno protector en donde nuestros niños no están a merced de personas “disfrazadas” de turistas y que se valen de su anonimato para aprovecharse de la vulnerabilidad de nuestros menores.
Es por eso que te pedimos que nos ayudes a proteger en el viaje de la vida, la integridad de nuestras niñas, niños y adolescentes.

Son ellos los que el día de mañana escribirán nuestra historia y mostrarán con alegría nuestro país.

Por: Erich Duque Escobar
Guía profesional de turismo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1
×
Chatea con Nosotros